El Gran Sol Rojo del Amanecer

domingo, 22 de enero de 2017

Una contribución a los actos conmemorativos del Primer Centenario de la Revolución de Octubre


Dos llamamientos a la Revolución en la Rumania de 1917

La Revolución bolchevique de octubre de 1917 provocó una ola de esperanza en los explotados de todo el mundo, especialmente en los países participantes en la gran matanza de trabajadores y campesinos organizada por las oligarquías de los diferentes estados  que fue la Primera Guerra Mundial.

En Rumania aparecieron los primeros llamamientos a imitar al proletariado ruso inmediatamente del impactante acontecimiento, antes de finalizar el año mismo año 1917. En esta entrada hemos traducido al castellano los dos primeros que se conocen (incluídos en Documentos de la historia del Partido Comunista Rumano, Vol 1, Editura de Literatura Política, Bucarest, 1953). 

El principal motivo de alegría era el del final de la guerra en Rusia, que llenaba de esperanza a los rumanos de que esa paz fuera para todos los pueblos. La sangría provocada por los intereses enfrentados de la aristocracia, la burguesía y las corporaciones económicas de diferentes estados había creado un enorme descontento social, convirtiéndose la conquista de la paz en la primera reivindicación de los partidos socialdemócratas de toda Europa, como también lo fuera en Rusia (el lema lanzado por Lenin "Pan, paz y tierra" identificaba las exigencias inmediatas de los revolucionarios).

Pero los revolucionarios rumanos, como los bolcheviques, no se limitaban a la conquista de la paz, sino que pedían al proletariado y al campesinado del país imitar también a sus camaradas rusos para tomar el poder y acabar con los delincuentes de la clase dominante y el sistema capitalista, única forma de terminar de manera definitiva con las guerras, con la explotación y, por lo tanto, de crear una sociedad verdaderamente libre.

En la traducción hemos incluido dos interesantes e ilustrativas imágenes sacadas de  los archivos fotográficos franceses que nos presentan el frente ruso, concretamente en una localidad de Moldova, donde los soldados rusos y rumanos participan en un mitin revolucionario, entre la Revolución de febrero y la Revolución Bolchevique. La ola revolucionaria que se extendía por todo el ejército ruso influyó inevitablemente en el Ejército rumano, formado, como todos los ejércitos, con la carne de cañón de trabajadores y campesinos pobres. No obstante, el alto mando tuvo que sustituir a las tropas del frente ruso para evitar que se extendiera el ansia revolucionaria por todo el país e incluso de desarmar a las formaciones que regresaban a casa, que se habían convertido en un peligro para el estado y la oligarquía que lo dirigía, e incluso tuvo que intervenir para destruir los soviets que empezaban a crearse, como el de Sulina, en la desembocadura del Danubio.

Se trata, pues, de dos llamamientos que los trabajadores organizados rumanos hicieron llenos de esperanza por el triunfo y la toma del poder por los hermanos de Rusia y por el deseo de que se extendiera en todos los pueblos del mundo, empezando por el rumano,  que han sido traducidos por este blog con motivo de la celebración este año 2017 del Centenario de la Revolución que cambió el mundo para siempre, metiendo el miedo en el cuerpo a los hasta entonces seguros e impunes delincuentes capitalistas: los trabajadores y campesinos rusos habían demostrado que  no eran necesarios para gobernar ni administrar el destino de los que crean la riqueza y que ya no tenían excusa alguna para continuar apropiándosela.
El camino hacia la verdadera democracia y la liberación estaba ya claro: "¡Fijad vuestra mirada y dirigid vuestros pasos solo hacia donde ondea la bandera roja! ¡Viva el proletariado mundial. Viva la república socialista! ¡Viva el socialismo revolucionario de Lenin! ¡Viva la paz entre los pueblos!"


1
             
Soldados rusos y rumanos en un mitin revolucionario en Moldova

Hacia la paz mundial. A todo el pueblo rumano*

Ciudadanos:

¡La república rusa ha alzado la bandera la paz!


El gobierno revolucionario de Petrogrado se ha dirigido a a los gobiernos en guerra, aliados y enemigos, proponiendo la firma de un armisticio y el inicio de tratados de paz.


El mando supremo alemán ha recibido su propuesta.  En el frente ruso los combates se han detenido. Desde el 1 de diciembre estilo nuevo* van a empezar las convesaciones de paz.


Se trata de un acontecimiento histórico de alcance mundial.


Los gobiernos aliados no quieren, sin embargo, oir hablar de paz. Ellos quieren llevar aún más lejos el derramamiento de sangre.


Pero la revolución rusa no solo dirige a los gobiernos sus palabras, sino que se dirige directamente a los pueblos,  animándolos a hacer lo que el pueblo ruso, tomar en sus manos la decisión entre la guerra y la paz.


Rumanos:


¿En estos momentos históricos, cuál es la actitud de nuestro gobierno?


Este no tiene en cuenta como es habitual los intereses de su pueblo, que necesita de una paz inmediata. Pretende que el agregado militar rumano en el Cuartel General ruso. el General Coanda, proteste contra las medidas tomadas en Petrogrado. Quiere ejecutar las órdenes de los banqueros y comerciantes de Londres, Washington, París y Roma,  romper con Rusia, continuar la guerra en solitario llevando a nuestro país empobrecido y de luto a nuevas y concluyentes derrotas.


En definitiva, está dispuesto a urdir en secreto la traición y a ponerse de lado de Alemania, para alzar sus armas contra la Rusia republicana.


Aquellos que han vendido poco a poco nuestro país al emperador Guillermo y al zar Nicolás, que nos llevaron al desastre de Turtucaia, Sibiu, Neajlov y de Valea Prahovei**, que han preparado por medio de la traición y de la impotencia la ocupación extranjera la pérdida de miles de rumanos y la ruina total del estado, tienen ahora el atrevimiento de oponerse a la paz y a continuar exigiendo a los campesinos, trabajadores y soldados nuevos sacrificios y martirios.


!Campesinos, trabajadores, soldados!


Este crimen no debe cometerse.


Ha llegado la hora de defender vuestros propios intereses, los intereses del pueblo, los intereses de cientos de miles de hambrientos y explotados, en vez de los intereses de la pandilla que nos somete y que empuja a nuestra tierra hacia el precipicio.


!Daos cuenta de que en vuestras manos está el poder y la salvación del país!


Levantaos como un solo hombre. Decid bien alto que el pueblo quiere la paz.


Solo queda un camino: echar a los delincuentes y traidores del poder para que el pueblo mismo, sus propios miembros, tomen el poder para gobernar su país, para conquistar la paz tanto tiempo esperada.


!Abajo la guerra! !Abajo la oligarquía!


!Viva la paz!


Comité de Acción Social-Demócrata Rumano
1917

*Manifiesto publicado en el diario "Lupta" (Lucha), nr.34 del 16 de noviembre de 1917
**Desastres militares del ejército rumano en la Primera Guerra Mundial


2
Soldados rusos y rumanos en un mitín revolucionario en Moldova 
¡Ciudadanos y trabajadores!
¡Gritad y cantad de alegría!

Sobre una superficie de miles de kilómetros, desde el Mar Báltico hasta el Delta del Danubio, pasando por los Cárpatos de Moldova, los pueblos ya no hacen la guerra, el asesinato fratricida ha terminado, el armisticio se ha firmado. El nuevo gobierno revolucionario ruso, en nombre del pueblo trabajador y de los millones de soldados en las trincheras, ha iniciado las conversaciones de paz.

!Viva la paz que deja ver a nuestras almas, desde nuestra miseria, entre las ruinas sin fin, los rayos de luz de un mundo nuevo, una nueva esperanza!

!Trabajadores!

!La paz, el deseo de todos los pueblos, no viene del Papa de Roma, ni de los emperadores ni los reyes, tampoco de los boyardos y fabricantes; la paz ha sido conquistada en las barricadas de las ciudades de Rusia con la sangre de los revolucionarios, trabajadores y campesinos, guiados por la luz del Socialismo!

!Trabajadores y ciudadanos!

La energía, honestidad y convencimiento del proletariado ruso, el socialismo revolucionario, han salvado a la humanidad del desastre.

!Hoy empieza una nueva era en la historia del mundo!

Se acabó con los partidos de la burguesía, con los partidos democráticos, con los partidos reformistas.

La Revolución Rusa ha dado el primer paso, venciendo con su titánico avance todo lo que se interponía en su camino !Desde ahora la suerte de la humanidad está unida a la victoria del proletariado! El Socialismo se extiende hoy en el país más grande de Europa; el Socialismo ha dejado de ser un sueño hermoso: ha triunfado y, por su causa, tiemblan los reaccionarios del mundo entero. Millones de proletarios, de desheredados, de soldados, se alegran hoy del triunfo del Socialismo.

!Trabajadores! En Rusia ya no existe emperador, ni príncipes, ni boyardos ni fabricantes que nos exploten, ni policía ni miseria. En Rusia todo el gobierno está en manos del pueblo y todo es para el pueblo. En Rusia se ha repartido la tierra y se han confiscado las fábricas.

!Trabajadores!

Ante esta gran revolución, tras esta transformación para siempre, ¿cuál es nuestro deber?

!Todo depende de nosotros! !Nosotros tenemos que lograrlo! !Nuestra liberación puede y debe con nuestras propias manos! El proletariado de los pueblos y las ciudades de Rumania no pueden dejar en manos de la clase dominante su destino. Los intereses de los trabajadores y campesinos son, precisamente, los opuestos a los de los 2.000 boyardos* y fabricantes de Rumania.

La oligarquía rumana, agrupada en tres partidos políticos, encarnada hoy en Bratianu, Take Ionescu, Costinescu, Carp, Marghiloman, Stere* y todos sus colaboradores, los que nos llevaron a la guerra o no hicieron nada para impedirlo, los que masacraron al campesinado en 1907* y que ahogaron en sangre el grito de paz de los trabajadores de las ciudades, los que intentan todavía hablar en nuestro nombre, pretenderán engañarnos de nuevo para continuar subyugándonos y enriqueciéndose a nuestra costa.

Ellos hablan ahora de una nueva alianza con los gobiernos, con la clase dominante de Alemania y Austria contra Rusia, mientras el pueblo rumano de lo que tiene necesidad es de una alianza republicana democrática con todos los pueblos vecinos y con todos los pueblos de Europa.

!Trabajadores!

!Acabemos con la clase dominante! Cualquier colaboración con la burguesía rumana es un incumplimiento de los principios revolucionarios del socialismo, de nuestros hermanos de Rusia...

!El pueblo rumano tiene que decidirse!

Y en el momento en que la paz sea firmada, las tropas rumanas volverán a casa, nos uniremos a nuestros hermanos de Moldova que no van a entregar las armas para combatir para derribar a la chusma que nos gobierna y por nuestra victoria.

!Trabajadores!

Lo que nosotros queremos en Rusia se ha hecho realidad.

¡Arriba el ánimo! La sociedad capitalista tiene que desaparecer!

¡Abajo con el vasallaje político y económico! !Abajo con la falsa e hipócrita democracia! !No a la guerra entre pueblos, Sí a la guerra entre clases!

!Viva la organización, el coraje, la voluntad del proletariado rumano!

No estamos solos en la lucha. Codo con codo con el proletariado mundial y con las bayonetas del gobierno bolchevique de Petrogrado, venceremos.

¡Fijad vuestra mirada y dirigid vuestros pasos solo hacia donde ondea la bandera roja! !Viva el proletariado mundial. Viva la Republica Socialista! !Viva el Socialismo revolucionario de Lenin!

¡Viva la paz entre los pueblos!

Un grupo de socialistas maximalistas****

*Boyardos: latifundistas rumanos
** Representantes de los tres partidos de la oligarquía rumana: Partido Liberal, Partido Conservador y Partido Nacional Agrario
*** Matanza de miles de campesinos a cañonazos con la que se puso fin a la rebelión del campo rumano en 1907
**** La palabra bolcheviques se traducía en Rumania por aquel entonces como maximalistas


Publicado por un Vallekano en Rumanía

1 comentario:

Datos personales

periodista obrero. Comunista (marxista-leninista). Antiimperialista, anticapitalista y antimilitarista.